How to get away with murder o cómo liarla parda con cuatro estudiantes y una Rottenmaier

How-to-get-away-with-murder

Decían que la nueva de Shonda Rhimes, la creadora de Scandal o Anatomía de Grey entre otras, se estaba llevando de calle las audiencias de las noches de los jueves: 14 millones de espectadores en el primer capítulo; menos público, pero una cantidad nada despreciable, en el segundo, que vieron casi 12 millones de estadounidenses. Así que pensamos que había que echar un vistazo a esa serie que tenía un título tan a lo libro de autoayuda -aunque de momento a nadie se la ha ocurrido escribirlo, quizá por aquello de no dejar pistas para el tribunal-. El caso es que nos plantamos ante How to get away with murder, algo así como Cómo librarse de un asesinato, con muchas ganas de ver qué es lo que hace que esta mujer convierta en oro todo lo que toca. Y ya en el primer capítulo obtuvimos la respuesta.