Transparent: la familia bien, gracias

Transparent

Queríamos dedicar el primer post del año a una serie que no sólo nos hubiera enganchado, encantado y sorprendido para bien, sino que además hubiera conseguido todo eso sin mucho bombo y platillo, dejando las pretenciosidades para otras. No hubo que darle muchas vueltas al asunto: si hay una serie que se ajuste a todo lo dicho es la genial Transparent, uno de esos regalos que divierten y enternecen a partes iguales sin que la cosa se ponga ñoña. Algo parecido a la sensación que provocaba El Nota en el Gran Lebowski aunque este personaje y la serie de Amazon no tengan nada que ver. Al menos, a primera vista. Para nosotros, un auténtico lujazo. Ahí van las razones de que creamos que esta serie es de las imprescindibles.

Transparent

Cartel promocional de Transparent

De qué va

Puede que así, de primeras, el argumento parezca un tanto excepcional: un padre decide confesar a sus tres hijos ya adultos que es transexual porque a partir de ese momento va a vivir su vida como una mujer, que ya era año. Pero incluso con un punto de partida en principio tan inusual consigue hacerse cotidiana. Porque Transparent es de esas series que parece que va de unas cosas y resulta que va de otras. O de todas. Y ahí va la explicación: sí, esa confesión es lo que da pie a la serie. Pero en realidad Transparent no va de transexuales. Ni de tendencias sexuales tabú. O no sólo de eso.

También va de relaciones familiares. Y de secretos. Y de las parejas que escogemos. Y de padres e hijos. Y de hermanos. Y de cómo personas criadas de igual forma pueden ser tan diferentes y quererse tanto. Y de lo que supone la familia para todos ellos. Y también, de por qué todos somos como somos debido a, y a pesar de, nuestros padres; de las infancias; de lo que hace que una familia se ría de si  misma cuando a otra esa misma cosa le resultaría repugnante; de lo peculiares que somos todos y la poca cuenta que nos damos. Transparent va de un montón de cosas. Y en el camino consigue engancharnos sin que nos demos cuenta con intrigas no exactamente de andar por casa pero sí mucho más cotidianas de lo que las series nos tienen acostumbrados.

transparent2

Secuencia de la primera temporada de Transparent

El origen de la historia

¿Cómo es posible que una tragicomedia con la que no muchos espectadores se sentirían identificados en un primer momento haya conseguido ser la favorita de tal cantidad de público? La historia, que en realidad está inspirada en la vida de la creadora, directora y guionista de Transparent, Jill Soloway, a quien su padre confesó su transexualidad cuando ella ya era adulta, expone un caso muy particular que seguramente se da sólo en un pequeño porcentaje de la población. Pero eso acaba importando bien poco. ¿La razón? Que si tenéis hermanos os reconoceréis en las charlas de los tres hijos de la familia Pfefferman, en sus risas, en sus cabreos, en las relaciones con los padres, en la forma en que ellos manifiestan sus favoritismos aunque lo nieguen… Y entonces os acordaréis que esta serie iba de un padre que confiesa su transexualidad, pero para entonces ya os parecerá que ese “secreto” no tiene por qué ser tan distinto a cualquier otro que os pudieran haber ocultado vuestros propios padres.

transparent-tv

Escena de la primera temporada

El modelo de producción

“El que vale, vale”, pensó Amazon cuando ideó este modelo de producción. Y parece que el invento le ha salido que ni pintado: se trataba de grabar un piloto, emitirlo y, según la reacción del público, encargar toda una temporada o no hacerlo. Por suerte, al público ya le entusiasmó Transparent aquel 6 de febrero del año pasado, y en septiembre emitió toda la primera temporada, que se rodó en ese tiempo. Dos semanas después anunciaba el “sí” a la segunda temporada que esperamos encantados. Por cierto, en España llegará a través de Movistar Series.

Transparent3

Los principales intérpretes de la serie

Los protagonistas

Como en todas las buenas series, nada sería lo que es si los personajes no fueran interesantes por mil y una razones. Y tampoco si los interpretaran otros actores. Sin desvelaros nada importante por si aún no habéis visto la serie y os animáis a hacerlo os podemos decir que cada uno de los tres hermanos tiene lo suyo pero incluso a la que resulta más antipática de primeras acabarías invitándola a unas cañas. Harías lo mismo con el resto, por supuesto. Aunque seguramente Jeffrey Tambor, que interpreta a Maura, antes Mort, el respetado padre de familia, se merecería un copazo largo y pausado. Él y su ex mujer, Shelly (Judith Light), son dos de los aciertos más claros de esta serie. Tanto que Tambor está nominado a los Globos de Oro de este año, que se celebran en unos días. Y si de verdad gana el mejor, el tipo lo tiene fácil. Hasta aquí nuestra recomendación del año. Os dejamos con el trailer. ¡Feliz y seriéfilo 2015!

Bea

View more posts from this author